La Policía Nacional se formará en prevención y atención a la violencia de género

El lanzamiento lo hizo el director de la Policía Nacional, General Jorge Hernando Nieto Rojas
Inicia el proyecto ´Enfoque de género en el Servicio de Policía´, que busca fortalecer este enfoque diferencial en la Institución, así como la prevención y atención de violencia basada en género en siete municipios afectados por el conflicto armado.
BOGOTA

Con el proyecto Enfoque de género en el Servicio de Policía se formará a 400 policías en prevención y atención de la violencia basada en género en Fonseca, Guajira; La Paz, Cesar; Anorí, Antioquia; Planadas, Tolima; Caldono, Cauca; Vista Hermosa, Meta y San Vicente del Caguán, Caquetá, municipios donde existen Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación y adelantan su proceso de reincorporación exintegrantes de las Farc-EP.

Además de la formación y apoyo técnico in situ, se realizarán talleres comunitarios en cada municipio y planes de acción local para la optimización de las tres rutas de atención de la Policía Nacional, todo con el fin de disminuir la barrera de acceso a la atención policial, lograr aumentar las denuncias por parte de las víctimas de violencia de género y continuar construyendo confianza.

En el lanzamiento del proyecto, realizado en Bogotá, el director de la Policía Nacional, General Jorge Hernando Nieto Rojas, aseguró que “ningún tipo de violencia es justificable, y mucho menos si es basada en su género. Incorporar la perspectiva de género en la Policía Nacional se constituye en parte del proceso de modernización de la institución y la consolidación del Modelo de Construcción de Paz de la institución”.

Por su parte, el general Álvaro Pico Malaver, Jefe de la Unidad Policía para la Edificación de la Paz, afirmó que “este proyecto está diseñado para atender de manera eficiente, eficaz y muy profesional, las violencias basadas en género que se presentan especialmente en estos 7 municipios de zonas rurales”.

“Los Equipos Móviles de Atención – EMA (7 vehículos todo terreno y 14 motos) tienen la finalidad de llegar a los lugares más apartados del territorio. Para nadie es desconocido que en aquellos lugares las víctimas no tienen la posibilidad de desplazarse a los cascos urbanos para formular sus denuncias. Lo que quiere la Policía es llegar al ciudadano donde se encuentre para atender a las mujeres, niños, niñas y casos de violencia intrafamiliar”, agregó.

Para Clara Leal, de Alianza para la Paz y directora del proyecto, “la Policía Nacional es la entidad a la cual las víctimas, cuando están en una situación de riesgo, acuden para ser protegidas”.

“Por tanto, fortalecer a la Policía en el enfoque de género va a permitir que la Policía tenga, en primer lugar, una mejor capacidad de respuesta frente a los llamados de la comunidad, segundo, un enfoque de derechos en todas sus actuaciones, entendiendo que la no discriminación de los grupos que han sido tradicionalmente vulnerados en la sociedad es un deber constitucional y, tercero, generando redes protectoras en donde el Estado es uno de los participantes, así como las organizaciones de la sociedad civil”, añadió.

El proyecto es liderado por la Policía Nacional en conjunto con Alianza para la Paz e Interpeace, con el apoyo financiero del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Posconflicto y el apoyo técnico de ONU Mujeres.

Alice Beccaro, del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Posconflicto, “es fundamental garantizar el pleno respeto de los derechos humanos de las mujeres y prevenir los casos de violencia. Por esta razón, el Fondo apoyó con entusiasmo este proyecto para la edificación de la paz”.

Al evento de lanzamiento, realizado en Bogotá, asistieron miembros del gobierno, la Policía Nacional, Naciones Unidas, organizaciones sociales, cuerpo diplomático, entre otros.