Juegos macabros: “Mi hija se hizo daño y en el colegio hay otros casos de cutting”

Estas marcas se hizo la niña en un colegio de Yopal. La madre pide a los padres y educadores estar atentos de sus hijos.

18 casos de cutting se presentan en el municipio en una sola comuna.

“Llevo días sin poder conciliar el sueño, temerosa de que mi hija se levante y se haga daño”, contó doña María, quien no ha podido olvidar las marcas que se hizo su hija en un brazo, tras entrar en shock luego de un juego con sus compañeros de curso.

Ocurrió el jueves pasado en una institución educativa pública de Yopal, donde estudia la menor. “Ese día me llamaron del colegio para pedirme que fuera urgente que me necesitaban.  Cuando llegué, me dijeron que mi hija se había autolesionado en una muñeca. Me dieron nervios, angustia, desesperación, pensando en por qué razón mi hija había hecho eso, si en la casa no tenemos conflictos, no la maltratamos y lo que hacemos es brindarle cariño”

“Miré muy mal y desesperada a mi niña que apenas tiene 13 años. La psicorientadora  la remitió a psicología y psiquiatría y los profesionales la valoraron, la medicaron y le están prestando ayuda porque ella sufre estados depresivos autoagresivos instantáneos”.

“Las lágrimas que he derramado han sido muchas. Pero no debo callarme, porque sé que varios niños de este colegio y muy seguramente de otros, están viviendo la misma situación de mi hija, que  ha venido presentando varias crisis depresivas, debido a que compañeros y personas que la conocen y saben lo que ocurrió, le siguen haciendo bullyng y esta situación la llevó en estos días a un episodio de crisis más grave: quería suicidarse”.

“Si no fuera porque se conoció el caso de mi hija, todo  estaría callado,  porque el colegio no le prestó atención. El coordinador me respondió que era común en los estudiantes que lo consideran un juego de moda. ¡Como si no fuera un problema de salud pública del cual la institución hace parte! Por fortuna la Secretaría de Salud municipal ya se apersonó del caso y puse denuncia en la Personería.”

“Sé  que en el salón de mi hija ha ocurrido con dos niñas más y en el colegio son unos 20 niños los que han sufrido lo mismo: juegan y se hacen daño con eso”.

“Sé que esa práctica se llama cutting y la hacen para sentir placer y llamar la atención entre ellos: se cortan con una cuchilla o algo, se causan dolor y si no se les presta atención los lleva a la muerte”.

“Papás, no descuiden a sus hijos. Préstenles atención a cualquier signo de alarma. Yo apoyo a mi hija porque no quiero que la situación se agrave. Ojalá ninguno de ustedes sufra lo que estoy sufriendo. Una acción a tiempo puede salvar la vida de sus hijos. Yo voy a sacar a mi niña adelante, y le dedicaré tiempo para acompañarla en sus terapias, pues ¡prefiero llorar hoy y no lamentar mañana!”

Acciones del municipio
La situación es delicada en Yopal. Uberleidy Salcedo, referente de salud mental del municipio, confirmó a Las Chivas del Llano que en un solo colegio de la Comuna 4 se identificaron 18 casos. “El brote fue el jueves de la semana pasada y ya estamos adelantando las acciones pertinentes con educadores, padres de familia y estudiantes”.
Salcedo dijo que el cutting no es un juego. “Es un mecanismo de defensa que utilizan las personas bajas en autoestima que sufren estrés, depresión y puede terminar llevándolos a un suicidio. Son muestras autoinfligidas en riesgo”.
La situación ya está en manos de la Secretarías de Salud y Educación  que articulan esfuerzos y están pendientes de dichos sucesos y seguimiento de los casos reportados.
Hoy miércoles 13 de junio, desde las 6 de la mañana en La Triada, la Secretaría de Salud municipal viene adelantando una escuela de padres. Este medio se abstiene de mencionar el nombre del colegio y de la madre que hizo la denuncia.
Qué es el cutting?
El cutting no es un juego y se debe buscar ayuda profesional tan pronto como sean detectados los primeros síntomas.

La adolescencia es una de las etapas más hermosas y a la vez, una de las más vulnerables por la que atraviesan los jóvenes, ya que los cambios emocionales los pueden llevar a probar “modas” peligrosas como el cutting.

Esta práctica, también llamada risuka o selft injury, consiste en cortarse la piel con algún objeto afilado -generalmente en los brazos y muñecas- con el objetivo de provocar sufrimiento físico para sentir “placer” emocional.

De acuerdo con algunas organizaciones, los jóvenes, de entre 12 y 25 años, que realizan este tipo de actos son aquellos que padecen estrés, depresión, aislamiento, soledad y ansiedad.
FACTORES DE RIESGO
  • Abuso sexual
  • Violencia
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Adolescencia
  • Autismo
SÍNTOMAS
  • Cortarse la piel con objetos filosos
  • Quemarse la piel
  • Picarse con agujas
  • Golpearse la cabeza
  • Presionarse los ojos
  • Morderse el dedo, los labios o el brazo
  • Jalarse el cabello
  • Picarse la piel

En casos muy severos, el cutting puede incluir:

  • Huesos rotos
  • Amputación
  • Castración
  • Suicidio

 

Comentários