ICA en Boyacá implementa medidas para proteger la sanidad equina

Hasta este momento se han visitado más de 45 predios y se han vigilado 912 équidos.

Esta no es una enfermedad zoonótica, lo que quiere decir que no se transmite a las personas. El virus solo afecta a caballos, asnos y mulares.

Con actividades de inspección, vigilancia y control en aproximadamente 45 predios equinos, y la revisión física de 912 équidos, el ICA en Boyacá redobló los controles para evitar la difusión de la influenza equina, diagnosticada por la entidad en este departamento.

De igual manera, se tendrá especial control en las concentraciones equinas para lo cual se desplegará una mayor presencia de funcionarios del ICA, los cuales realizarán inspecciones sanitarias de ingreso a las concentraciones y durante el tiempo que dure el evento autorizado y se llevarán a cabo actividades de vigilancia y atención de notificaciones de animales con signos respiratorios como tos seca, fiebre, descarga nasal serosa, pérdida de apetito, debilidad y dolores musculares.

De acuerdo con el cronograma de exposiciones equinas de 2018, expedido por la Federación Colombiana de Asociaciones Equinas (FEDEQUINAS), en agosto en las poblaciones de Firavitoba (18-19) y Chiquinquirá (24-26); y en el mes de diciembre en Moniquirá (8-9), se realizarán concentraciones equinas.

Para los meses de agosto y diciembre en las ferias equinas programadas en Firavitoba, Chiquinquirá y Moniquirá, el ICA recomienda al equinocultor las siguientes medidas:

Las condiciones sanitarias de los ejemplares equinos es responsabilidad del propietario, por lo que el ICA recomienda vacunar contra la influenza equina a todos los animales, de acuerdo con los esquemas de vacunación propuestos por el titular del producto.
Evitar la movilización de animales que presenten signos respiratorios, ya que es la principal vía de trasmisión de esta enfermedad.
Identificar y reportar al ICA équidos con signos respiratorios como tos seca, fiebre y descarga nasal mucopurulenta.
Aislar los animales enfermos de los que no presenten signos compatibles con la enfermedad, con el fin de evitar la transmisión de la infección.
Adelantar limpieza y desinfección en las caballerizas y demás recintos, donde estuvieron équidos enfermos o con signos respiratorios.
Los vehículos que movilicen équidos deben ser sometidos a limpieza y desinfección al terminar cada viaje, con el fin de mitigar la transmisión del virus.

Comentários no Facebook