España tendrá en mí un presidente que va a seguir fortaleciendo los lazos con Colombia: Iván Duque

Ivan Duque, presidente electo de Colombia

El presidente electo dijo que fortalecerá la inversión extranjera en los próximos años.

 Estrechar las relaciones diplomáticas con España en los próximos cuatro años y fortalecer la inversión extranjera en Colombia brindando seguridad jurídica para la generación de empleo, planteó el presidente electo, Iván Duque, este lunes durante el ‘Foro Nueva Economía’, que se realizó en la capital española.

 “Vengo como presidente electo a reunirme con las autoridades y a recibir además ese maravilloso respaldo pluripartidista que hemos tenido siempre en el Reino de España, de encontrar en sus empresarios, como lo vi hace pocos días, esa avidez de inversión que quiero fortalecer y multiplicar con seguridad jurídica, con un gobierno dispuesto a dialogar, a hablar, a estrechar y a resolver las controversias cuando se presentan”, expresó Duque.

 En su intervención agregó que “acá va a tener España un presidente que va a seguir fortaleciendo los lazos pensando en que en esa agenda de legalidad, emprendimiento, equidad, innovación y sostenibilidad ambiental, podemos trabajar unidos”, subrayó el mandatario electo.

 Iván Duque afirmó que la Colombia del futuro será “un país de libertades económicas, no solamente pensando en el capital, sino pensando en la generación de empleos formales como el más importante elemento de cohesión social en nuestra sociedad”. 

Al destacar el crecimiento de la economía española, precisó que buscará conducir el país por ese mismo camino, por medio de la formalización del empleo implementando “un sistema tributario mucho más sencillo, más ágil, y al mismo tiempo más efectivo, donde aumentemos la base de cotizantes y de declarantes”.

Correcciones a los acuerdos

 Explicó que su propuesta de legalidad que va de la mano con la seguridad y la justicia, implica que le se puedan hacer las correcciones necesarias al acuerdo con las Farc.

 “El país, cuando habla de legalidad, es el mismo país que pide corregir aquellas cosas que están saliendo mal en el proceso de paz. Porque en eso quiero decirlo sin ninguna equivocación: todos los colombianos queremos la paz”, dijo. 

Enfatizó que “lo que quiero es unir a Colombia, para construir una paz sostenible, creíble, en la que todos nos sintamos representados y, para ello, hay que conservar las cosas que funcionan en los acuerdos, como la desmovilización, el desarme, la reinserción, como la inversión social en las zonas apartadas del país, como la protección de aquellos que quieren hacer la transición a una vida de concordia, como el desmonte, si es real, de las estructuras del narcotráfico”. 

Aclaró que si se quiere la paz en Colombia, “tenemos que derrotar el narcotráfico. Desde el primer día de nuestro gobierno, voy a estar ejerciendo como comandante en jefe de las Fuerzas Militares para que en el territorio colombiano derrotemos a aquellos que quieren seguir en la estructura del narcotráfico”. 

Conexidad de delitos

 Afirmó que en su gobierno “el narcotráfico va a dejar de ser un delito conexo al delito político y, por ende, amnistiable”.

 Sostuvo que “eso implica que la erradicación y la sustitución de cultivos ilícitos serán obligatorias, y no voluntarias, pero con desarrollo alternativo, para que podamos sacar esas estructuras ilícitas hacia fuentes de producción viables, sostenibles, vinculadas con el comercio”. 

Frente a la Justicia Transicional dijo que esta tiene que cumplir unos requisitos para ser creíble.

 “Tiene que basarse en que las víctimas vean verdad, justicia proporcional y reparación. Y por eso he insistido en que, para corregir esos efectos negativos del pasado, quienes hayan cometido crímenes de lesa humanidad tendrán que recibir una condena que haga incompatible su presencia en el Parlamento; pero que el partido, que ha hecho esa transición, pueda reemplazar a esas personas por otras, que no tengan deudas con la justicia”, puntualizó Duque.

 Rechazo a la dictadura

 De otra parte, aseguró que la cooperación con España debe servir para enfrentar la dictadura en Venezuela, que “ha destruido las libertades individuales y el desarrollo empresarial”.

 “Hoy, como presidente electo de Colombia, he asumido la tarea de retirar a mi país de Unasur. Yo no quiero que Colombia siga perteneciendo una institución que ha sido el mascarón de proa, la caja de resonancia, o sencillamente el idiota útil para proteger la dictadura venezolana”, aseveró. 

Expresó su voluntad de apoyar los esfuerzos del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, “para denunciar los atropellos de esa dictadura, creo que juntos debemos trabajar para aislar diplomáticamente a ese régimen, y que Venezuela pueda vivir el retorno de la democracia, el retorno de la inversión y el resurgir de la esperanza colectiva en los próximos años”. 

Por último, anunció que buscará unir a Colombia por medio de un gran ‘pacto nacional’, que integre las reformas que el país necesita.

 Duque fue presentado en el acto por el escritor y Premio Nobel Mario Vargas Llosa, quien lo describió como un  demócrata liberal “que da la batalla contra el subdesarrollo”.

 “Se trata de un político consciente de los problemas sociales de combatir exitosamente la pobreza con empleo capital y legalidad”, subrayó Vargas Llosa.

 Posteriormente, Iván Duque visitó el mítico estadio Santiago Bernabéu, donde estuvo acompañado por el presidente del club madrileño, Florentino Pérez y del director de Relaciones Institucionales, Emilio Butragueño.

Comentários