En Maní 200 familias damnificadas por las lluvias recibieron ayudas

Las lluvias han dejado damnificadas más de 400 familias ribereñas en Casanare

Las entregaron la Gobernación de Casanare y la Alcaldía municipal

El  sustento humanitario a campesinos damnificados por inundaciones del río Cusiana y el río Meta, en Maní, llegaron a Maní, el municipio más afectado por esta temporada invernal en el departamento.

A la fecha se registran 485 familias damnificadas. Según Orlando Chaparro, habitante de la vereda Guayanas, la inundación generada en esta localidad no se presentaba hacía más de 10 años.

“A recibir esta ayuda me tocó salir en una canoa, aún tengo la finca inundada. Perdí yuca, plátano, Cacao y algunos animalitos como marranos y gallinas. Gracias al gobernador por apoyarnos cuando más lo necesitábamos”, aseguró Edilberto Madrigal, un humilde campesino de la localidad, tras la atención de la emergencia realizada el pasado 21 de junio en las veredas La Poyata, Guamal y Limonal donde se socorrieron a 100 familias damnificadas.

La asistencia humanitaria ha sido posible gracias a la oportuna respuesta del gobernador Alirio Barrera, en apoyo a los municipios donde se han presentado emergencias generadas por la presente temporada invernal.

El pasado viernes la comitiva humanitaria, compuesta por la Gobernación de Casanare, la Alcaldía Municipal y Bomberos, visitó las veredas Campanero, Guayanas y Santa Helena del Cúsiva. En las tres veredas se atendieron un total de 193 familias, con pérdidas principalmente en sus cultivos, a las cuales se les entregó colchonetas, kits de mercados y kits de cama alta (toldillos, hamacas y cobijas).

 

Comentários