El ladrón de celulares que ‘se metió’ al Braulio González Campestre

Dijo llamarse Diego y tumbó a 5 estudiantes

YOPAL (CASANARE)

En su página de Facebook, el Colegio Braulio González de Yopal, denunció que varios de sus estudiantes fueron engañados por un supuesto técnico o ingeniero de sistemas, que sin permiso entró a los salones y ‘alzó’ con varios celulares.

Dice la denuncia que el pasado martes 18 juliio, los estudiantes de la sede Campestre de la Institución educativa Braulio González fueron robados mediante la modalidad de engaño, por un sujeto que dijo llamarse Diego.

Este hombre se hizo pasar como padre de familia  “y diciendo que tenía el permiso de las directivas, llegó a psicorientación para pedir permiso y poder ingresar a los salones, lo cual le fue negado. Sin embargo el impertinente sujeto no obedeció sino que aprovechando que las directivas estaban ocupadas y que nadie estaba en el lugar, se fue para los salones e ingreso a un salón, allí abordó a los estudiantes haciéndose pasar por ingeniero de Sistemas. Quien estaba promocionando una campaña de venta y mantenimiento de equipos, ganándose la confianza de los estudiantes y de la profesora, los convenció de que iba a brindar un buen servicio a domicilio, recogió cinco celulares junto con cinco mil pesos, eludiendo que dentro de poco venía con ellos actualizados para devolverlos, nunca volvió”.

Y continúa el relato de la denuncia pública: “Pasado el tiempo la preocupación de los estudiantes aumento por que no llegaban, por lo que procedieron a marcarle al número de la tarjeta que había referenciado, nunca contesto”.

Ante esta situación dieron aviso a la Policía y la Sijin, que de inmediato llegaron  para personalizarse del caso y dar con el presunto delincuente.

“Estábamos en clase de Ética y religión cuando llega un señor diciendo que es ingeniero de sistemas y ofreciendo sus servicio de mantenimiento y venta de dispositivos tecnológicos, nos dijo que estaban en promoción esta semana y que cobraba cinco mil pesos por actualización del celular, nos confiamos de esta persona al saber que supuestamente tenía permiso de coordinación, así fue como mis cinco compañeros cayeron en manos de este ladrón”, relató a sus compañeros Selene Estupiñán Riveros, del grado 11E.

Los estudiantes preocupados por el no regreso del ingeniero acudieron a coordinación a denunciar lo sucedido y allí les informaron que Diego no tenía autorización.

Hoy miércoles las directivas reunieron a los estudiantes para darles una charla de prevención y ponerlos al tanto de lo sucedido y para prevenirlos con el fin de que ningún estudiante acepte la interferencia de desconocidos en su vida para que no continúen estos engaños y denuncien pronto a las autoridades competentes.

 

Comentários