El absurdo accidente donde se mató Nino Bravo hace 45 años

Se desnucó por no usar el cinturón de seguridad. Se cumplen 45 años de su absurda muerte

Aielo de Malferit es un pintoresco pueblo español muy cerca a la capital Valencia, que no sobrepasa hoy los 4000 habitantes. En una familia humilde de apellidos Llopis Ferri nació un chico bautizado como Luis Manuel. Dada su condición difícil tuvo que buscar trabajo casi desde niño, emigrando a la capital, sin poder estudiar como era lo debido. A los 16 años ya trabajaba en la joyería valenciana Casa Amat, en la que llegó a ser lapidario. También trabajó de bodeguero en el restaurante regentado por Jesús Císcar en el Aeropuerto de Valencia.

 Pero en medio de su madurez temprana le floreció la inquietud por el canto y la música, tratando de imitar a conocidos. Así descubre que tenía una voz prodigiosa, pero sin aparentes oportunidades. Durante esos años compaginó el trabajo con su afición al canto, fundando a finales de 1962 el conjunto Los Hispánicos, con sus amigos Félix Sánchez y Salvador Aranda. El trío musical se hizo muy popular en el barrio de Sagunto, donde actuaron en numerosas presentaciones falleras, bailes y verbenas de la época, y llegaron a quedar finalistas en el concurso radiofónico nacional Fiesta en España.

Pero dada su amistad con Vicente López, bajista de Los Superson, y aprovechando que estos buscaban sustituto por baja de su cantante Carlos Lardíes en accidente de tráfico, se incorporó al conjunto, del que fue titular ya para siempre. Ese fue su despegue convirtiéndose más adelante en solista con el nombre artístico de Nino Bravo, gracias a su primer mánager Miguel Siurán, que lo bautizó así. Fue apoyado por la disquera Fonogram y participó representando a España en varios festivales de la canción incluyendo dos representaciones en el más importante Eurovisón donde e llegó a ocupar un tercer lugar. Pero si ganó el VII Festival de la canción de Rio de Janeiro compartiendo su honor con un artista estadounidense.

 Su éxito en el mundo y especialmente en hispano américa creció como espuma. Además se convirtió en promotor de artistas como el dúo Humo, a quienes invito en1973 a grabar a Madrid. En abril había comprado un auto nuevo, un BMW y el 16 muy temprano viaja con un amigo y el dúo Humo a Madrid, Siendo él mismo el conductor tuvo la mala fortuna de perder el control del auto (seguramente conducido a alta velocidad) y a 90 Km de la capital en una curva de Villarrubio sufre un aparatoso accidente, donde lo más probable es que por la falta de usar el cinturón de seguridad el cantante lleva la peor parte con múltiples traumatismos.

 Con apenas 28 años Nino Bravo murió el 16 de abril de 1973, sobreviviendo los integrantes del dúo invitado. Por aquellos tiempos a pesar de que ya la mayoría de autos tenían cinturón de seguridad, no era obligatorio su uso. Ya solo en 1974 se reglamenta y se deja como obligatorio el uso del cinturón de seguridad en España. Si Nino Bravo lo hubiese llevado puesto con seguridad salvaba su vida y no perdíamos de forma tan temprana una de las mejores voces que ha dado el mundo de la canción pop. Este es un resumen de su historia.