Dermatoscopia, un aliado contra el cáncer de piel

En Colombia se diagnostican tres casos de cáncer de piel por día, aproximadamente 250 personas mueren al año por causa de la enfermedad

Crece la preocupación de los especialistas por el aumento de casos de melanoma, el tipo más serio de cáncer de piel. El primer signo de esta dolencia es un cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar. En el año 2020 se podría esperar 102 casos nuevos de cáncer de piel por cada 100 mil habitantes.
Una simple mancha de color negro puede ser una señal de vida o muerte. Si ella aparece en cualquier parte del cuerpo, de repente, puede ser la alerta del melanoma, el más agresivo cáncer de piel altamente invasivo por su capacidad de generar metástasis.
“Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo puede aparecer como un granito puede aparecer como una mancha de diferentes colores. El melanoma es dentro de los cáncer de piel el que más produce muertes”, advierte el doctor Andrés Luque, dermatólogo del Hospital Universitario Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta.
En el año 2020 se podría esperar 102 casos nuevos de cáncer de piel por cada 100 mil habitantes.
Para diagnosticar el melanoma, la entidad pionera en el tratamiento de la piel, viene trabajando con un nuevo procedimiento llamado dermatoscopia, que se realiza a través del Fotofinder ATBM, un nuevo equipo adquirido por la Institución, que a través de tecnología de punta, busca determinar si los lunares o manchas en el cuerpo representan el melanoma en el paciente.
“Es una herramienta diagnostica no invasiva que es indolora y que permite el diagnostico la visualización de estructuras de la piel que están en la superficie de la piel y que no se pueden observar a simple viste”, explicó el especialista.
El prototipo humano con mayores posibilidades de contraer dicha patología son personas entre 40 y 45 años, de piel y ojos claros que realicen exposiciones solares intensas e intermitentes desde la infancia, con quemaduras en la etapa infantil y con antecedentes familiares de melanoma. Es el caso de Rómulo.
“Noté que tenía demasiados lunares en la espalda, entonces, pues, el doctor me hizo la sugerencia que me mandara a hacer este examen (dermatoscopia) para hacerle un estudio a los mas grande para sabe si tenía algún problema canceroso en algunos ellos”, dijo.
Para prevenir el melanoma es preciso adoptar una serie de medidas de protección, como la utilización de sombreros de ala ancha, de cremas de alta protección, así como tomar el sol de una forma gradual y evitarlo en las horas de irradiación más intensa (entre las 10:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde). En la playa, incluso debajo de las sombrillas el sol es dañino ya que el efecto espejo de la arena puede inducir los rayos solares con mayor intensidad.

Comentários