Corte Suprema asegura que chuzó por error a Álvaro Uribe

Alvaro Uribe Vélez, senador

La Corte Suprema de Justicia emitió un meaculpa asegurando que fue un error la interceptación del teléfono del expresidente Álvaro Uribe cuando adelantaban una investigación contra el exrepresentante Nilton Córdoba.

El alto tribunal le notificó al senador del Centro Democrático que en medio de la investigación interceptó su teléfono por error, porque, según la corte, el número de Uribe apareció registrado, de manera reiterada en los procesos.

Vea la información de Cablenoticias completa a continuación:

Según registra EL TIEMPO, en un oficio del pasado 10 de septiembre la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia le notificó al expresidente Álvaro Uribe Vélez que en medio de la investigación que lleva ese alto tribunal contra el exrepresentante a la Cámara Nilton Córdoba Manyoma, su teléfono fue interceptado por error porque se pensó que era el número del excongresista.

“Tal abonado celular (el número de Uribe) apareció registrado, de manera reiterada por cierto, en los procesos (contra Córdoba). Cuando se advirtió en desarrollo de las labores de control y monitoreo telemático dispuestos respecto de la línea (que en realidad era de Uribe pero que la Corte supuestamente pensaba que era de Nilton Córdoba) que dicho abonado celular no presentaba información relevante para la Única Instancia, a través del auto del 4 de abril del 2018, se ordenó la cancelación de la interceptación”, respondió la Corte.

La interceptación duró varias semanas. El documento dice, así mismo, que al no encontrarse información relevante en medio del proceso que se investigaba (51699) y teniendo en cuenta que el usuario “no correspondía al objetivo predeterminado, a través del auto 4 de abril de 2018 se ordenó la cancelación de la interceptación”.

Sin embargo, la Corte sí consideró que el contenido de lo que había escuchado de Uribe era relevante para la investigación que se sigue contra el expresidente por presunta manipulación de falsos testigos y, por lo tanto, anexó a ese proceso esas grabaciones.

Horas antes de que se conociera el oficio, el Expresidente publicó en su cuenta de Twitter que había hablado con un parlamentario, de quien no mencionó nombre, pero con quien no tenía contacto. “Lo hice porque me escribió y quería apoyar a nuestro candidato presidencial”, escribe Uribe. Agrega que sobre este congresista “hay una investigación y entonces me empezaron a interceptar como que yo fuera el parlamentario” (sic).

Según la Corte, en los informes del caso de Córdoba Manyoma ni siquiera se consignó que a quien estaban escuchando era al expresidente Álvaro Uribe Vélez, pues no lo consideraron relevante, y que las anotaciones al respecto eran de este tono: “Voz masculina: que del monitoreo y análisis se detectó en su gran mayoría que las comunicaciones son de carácter laboral debido a que el usuario es dirigente principal de una colectividad política”.

Y agrega la Corte que “la interceptación del abonado celular obedeció a un hallazgo imprevisto e inevitable en el proceso de Córdoba-Manyoma”.

Nilton Córdoba es investigado por la Corte por el ‘cartel de la toga’ y por parapolítica.

Sectores allegados al expresidente cuestionan por qué el ahora senador Uribe duró interceptado durante casi cuatro semanas, a pesar de que fácilmente se habría podido deducir que el usuario del teléfono intervenido era una persona de su relevancia política.

Además, cuestionan que aunque las escuchas no fueron utilizadas en el proceso en el que inicialmente se habían solicitado si terminaron remitidas en la investigación contra el expresidente por supuesta manipulación de testigos.

Según la Corte, en los informes del caso de Córdoba Manyoma ni siquiera se consignó que a quien estaban escuchando era al expresidente Álvaro Uribe Vélez, pues no lo consideraron relevante, y que las anotaciones al respecto eran de este tono: “Voz masculina: que del monitoreo y análisis se detectó en su gran mayoría que las comunicaciones son de carácter laboral debido a que el usuario es dirigente principal de una colectividad política”.

Y agrega la Corte que “la interceptación del abonado celular obedeció a un hallazgo imprevisto e inevitable en el proceso de Córdoba-Manyoma”.

Nilton Córdoba es investigado por la Corte por el ‘cartel de la toga’ y por parapolítica.

Sectores allegados al expresidente cuestionan por qué el ahora senador Uribe duró interceptado durante casi cuatro semanas, a pesar de que fácilmente se habría podido deducir que el usuario del teléfono intervenido era una persona de su relevancia política.

Además, cuestionan que aunque las escuchas no fueron utilizadas en el proceso en el que inicialmente se habían solicitado si terminaron remitidas en la investigación contra el expresidente por supuesta manipulación de testigos.

https://html1-f.scribdassets.com/v6ga0f43k6kfli7/images/2-5238ea9bc1.jpg

Comentários