Bioplásticos amenazan la apuesta de la industria petrolera

El uso de bioplásticos a base de madera, caña de azúcar y maíz, podría crecer un 50% en los próximos cinco años.

Por: El Espectador

Las empresas que fabrican envasados a partir de plantas en lugar de combustibles fósiles están comenzando a desafiar la ambición de la industria petrolera de aumentar el suministro de materia prima para los plásticos.

El uso de bioplásticos hechos de caña de azúcar, madera y maíz podría crecer en al menos un 50% en los próximos cinco años, según la Asociación Europea de Bioplásticos en Berlín, cuyos miembros incluyen a Cargill Inc. y Mitsubishi Chemical Holdings Corp.

El gigante químico alemán BASF SE y la papelera finlandesa Stora Enso Oyj han entrado en el negocio para satisfacer la demanda de clientes como Coca-Cola Co. y Lego A/S.

“Los bioquímicos y bioplásticos pueden erosionar una parte de la demanda por petróleo, así como el reciclaje puede erosionar la demanda general por plástico virgen”, dijo Pieterjan Van Eytvanck, consultor sénior en Wood Mackenzie, un grupo de investigación enfocado en la industria petrolera. “Se convertirán en una gran parte del suministro”.

Los fanáticos del cine aprendieron ya en 1967, con la película “El Graduado”, que “hay un gran futuro en los plásticos”. Las empresas petroleras producen etileno y otros elementos básicos para la producción de plástico. De ahí que han estado observando el mercado como una vía para crecer, a medida que los vehículos eléctricos amenazan la demanda por gasolina.

La omnipresencia del plástico como material en el envasado ha llevado a que el mundo literalmente nade entre botellas usadas, bolsas y envoltorios. Esto ha comenzado a preocupar a los medioambientalistas y las empresas que usan el material. Para 2050 habrá más plástico que peces en los océanos, según la Fundación Ellen MacArthur, y esos materiales están encontrando su vía hacia la cadena alimenticia.

Los bioplásticos actualmente representan alrededor de un 1 por ciento del mercado de plásticos, según la organización de la industria con sede en Europa. Los mayores productores incluyen a Braskem S.A con base en Sao Paulo, NatureWorks LLC en Estados Unidos, y Novamont SpA en Italia.

“Las actitudes están evolucionando”, dijo David Eyton, jefe de tecnología en BP Plc. “La pregunta que enfrenta la industria de petroquímicos y que aún se debe contestar es: ¿Cómo lidiará la gente con algunos de los impactos medioambientales de los petroquímicos? Particularmente los plásticos, que son una preocupación creciente”.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) proyecta que el crecimiento en el mercado de plásticos podría impulsar la demanda sw petróleo. Se requiere de alrededor de 8,5 barriles de gasolina, derivada del petróleo, para producir la tonelada de etileno necesario para 160.000 bolsas plásticas, según cálculos de Bloomberg Intelligence.

“Los petroquímicos tendrán un lugar central en el cambio de la demanda de petróleo”, dijo el analista de AIE, Tae-Yoon Kim. “Por ello los principales actores de la industria se están enfocando tanto en petroquímicos”.

Saudi Arabian Oil Co., Exxon Mobil Corp., Royal Dutch Shell Plc y Total SA están expandiendo sus negocios en el plástico, según la AIE.

“Esperamos que los petroquímicos crezcan un 4 por ciento al año”, dijo Ahmad Al Khowaiter, jefe de tecnología en Saudi Aramco. “Esa es una oportunidad que estamos tratando realmente de aprovechar”.