250 llamadas extorsivas se hacen en un día desde la cárcel

La extorsión se incrementó en un 6 % al pasar de 4.792 casos en el 2016 a 5.079 en el 2017.

Por: El Tiempo

Ante el crecimiento de denuncias, la extorsión se incrementó en un seis por ciento al pasar de 4.792 casos en el 2016 a 5.079 en el 2017, según cifras aproximadas, pues las autoridades siguen depurando listas. Este tipo de presión económica se reportó en 534 municipios, especialmente en Antioquia, con 588 denuncias; Cundinamarca, con 549, y Valle, con 423. El año pasado fueron capturadas mientras cometían este delito 1.040 personas y otras 2.024 con una orden judicial, con lo que se lograron esclarecer 1.382 casos de extorsión.

El Gaula militar y de Policía, así como la Fiscalía, han centrado sus esfuerzos en desmantelar las redes que extorsionan desde las cárceles, porque consideran que allí está centrada la base del delito.

Se lanzaron cuatro megaoperaciones que tuvieron como epicentro las cárceles de Picaleña (Tolima), La Modelo (Bogotá), Palogordo (Santander), Cómbita (Boyacá), La Dorada (Caldas), La Picota (Bogotá), Acacías (Meta), Garzón (Huila) y Jamundí (Valle).

“Gracias a la denuncia de la comunidad, estas cárceles nos estaban marcando desde dónde se estaban realizando las llamadas extorsivas”, señaló el director del Gaula de la Policía, quien afirmó que “identificamos a 190 internos que eran los actores prolíficos y que desde la cárcel siguen extorsionando”.

Esos 190 extorsionistas fueron trasladados a la cárcel de Valledupar, donde está bloqueada la señal para cualquier tipo de teléfono celular. En la investigación se identificó que desde un solo celular se hacían al día 250 llamadas para presionar pagos.

“Ya no estamos interviniendo las cárceles porque era un recurso administrativo. Los equipos que incautábamos quedaban allá mismo y no eran objeto de estudio y análisis, por lo que no había forma de integrarlos a un proceso judicial. Hoy se allanan los centros de reclusión y todo equipo celular –más de 3.000– se incauta y está en el Ciber Gaula de la Policía en un completo análisis que nos ha permitido correlacionar datos y vincular más personas en extorsiones, logrando identificar, por ejemplo, a ocho guardianes del Inpec que se prestaban para el ilícito”, señaló el director del Gaula.

Nuevos focos de extorsión han sido identificados en Guaviare y Caquetá, donde a nombre de las llamadas disidencias de las Farc al mando de ‘Gentil Duarte’ se está amedrentando y atemorizando a la comunidad con la exigencia de cuotas a la ganadería y el comercio informal.

Esta modalidad va unida en muchas ocasiones a la delincuencia común que se identifica como grupo guerrillero o de crimen organizado para ser más intimidantes.

Las pequeñas redes criminales urbanas mantienen la extorsión como una manera de control territorial que disfrazan como una forma de brindar ‘seguridad’ a transportadores, pequeños tenderos y comerciantes, a quienes les exigen entre dos mil o diez mil pesos diarios para que puedan trabajar. El año pasado se focalizaron cuatro puntos: Medellín; Tumaco, en Nariño; Arauca y Bogotá.

“El año pasado impactamos 10 estructuras, lo que nos permitió la captura de 107 delincuentes, modelo que seguiremos adecuando en diferentes zonas del país”, afirmó el general Murillo, quien reiteró la importancia de que la ciudadanía pierda el miedo a denunciar.